Joaquín Rodrigo, el compositor eterno

Joaquín Rodrigo, el compositor eterno

  • Autor de la entrada:
  • Categoría de la entrada:Blogs

‘Si el organista hubiera podido prever en ese instante el futuro de aquel niño, habría sacado los registros más sonoros de su instrumento, abierto los tubos de las trompetas y pulsado con emoción los acordes más brillantes de un Re mayor (tonalidad principal del Concierto de Aranjuez), para celebrar la aparición del músico que escribiría una de las composiciones más escuchadas en todo el mundo durante el siglo que acababa de empezar’.

Ninguna descripción podría ser más musical y más acertada como lo es la de Carlos Laredo Verdejo en la escena referente al bautizo de su biografía sobre Joaquín Rodrigo. Estamos ante uno de los compositores españoles más importantes del siglo XX, un compositor que, a pesar de las dificultades que se presentaron en su vida desde muy temprana edad, realizó una inmensa producción musical que aún hoy sigue encabezando las principales listas de ‘los más escuchados’ a nivel mundial.

No obstante, al leer las palabras que el propio compositor expresaba con claudicación en sus escritos, mi cometido se encuentra lejos de realizar un enésimo análisis del glorioso y extraordinario Concierto de Aranjuez.

Siempre he pensado que mis compatriotas no me conocen bien. Para casi todos soy, simplemente, el autor del Concierto de Aranjuez.

Y, por ello, en las líneas que prosiguen, me gustaría acercarles a la persona que habitaba dentro del maestro, el genio natural, su humor, su optimismo… Pero, sobre todo, las barreras que construyeron su figura y los pensamientos profundos que materializaba en sus composiciones musicales.